7 años atrás

Joaquín Suhs, la nueva joya azul y blanca

Joaquín Suhs, la nueva joya azul y blanca

Satisfecho con su presentación oficial en la categoría superior, el juvenil afirmó: “estoy muy contento. No esperaba tanto para mi estreno, aunque, a decir verdad, había tenido una noche complicada, de mucha ansiedad”.

Asimismo, el defensor señaló: “sabíamos que íbamos a jugar bien y, pese a que nos costó un poco, pudimos encontrarle la vuelta y conseguimos la victoria”.

Consultado sobre el desarrollo del partido, Suhs analizó: “al principio, estábamos muy desordenados, pero, cuando pudimos superar esa instancia, le agarramos la mano y se nos abrió el arco”.

La alegría por el debut, que se trasluce en el brillo de sus ojos, quizás se deba a una demora prolongada, en virtud de que no entraba el pase. “Tardó bastante y, por eso, se retrasó todo”, confesó Joaquín.

“Por suerte – dijo, después – ni bien llegó pude debutar en Quinta, ante Sudamérica, también con un gol y ahora, que me saqué la presión de encima, voy a seguir para adelante con todas las ganas de crecer”.

Por último, respecto de su adaptación al grupo, contestó: “a Batata (Montecchia) lo conozco desde chiquito porque fue mi entrenador en Deportivo Norte, que es el club donde más aprendí. Luego, pasé por Kimberley y de ahí me fui a Estudiantes de la Plata”.

Y completó: “en el ‘pincha’ estuve un año y me hicieron pegar la vuelta, pero afortunadamente llegué a Alvarado, donde me encontré con un grupo muy unido y donde me siento muy cómodo”.

“Voy día a día, pero con las expectativas de llegar lo más alto posible en este 2013”, remató Suhs, repleto de ilusiones.