4 meses atrás

#FederalA Los penales le dieron a Alvarado una clasificación merecida: ahora se viene Chaco For Ever

#FederalA Los penales le dieron a Alvarado una clasificación merecida: ahora se viene Chaco For Ever

(Fotos: Gentileza @Pato Celano)

Cuando generás tantas situaciones de gol y no la metés, los minutos pasan, te llegan en pelotas aisladas y terminás yendo a la definición por penales, la tensión, el nerviosismo y el miedo aumenta. Eso pasó en las tribunas del José María Minella pero no se trasladó a la cancha. Porque Alvarado no perdió la paciencia, los jugadores mantuvieron la calma y consiguieron desde los 12 pasos lo que debieron lograr en los 90′ regulares: ganar y clasificar a la próxima instancia de playoffs. El “torito” igualó sin goles con San Jorge de Tucumán pero ejecutó de manera perfecta los penales, Zambrana la tiró por arriba y “Panchito” Rago se vistió de héroe en el último para darle un merecido pasaje al conjunto de Mauricio Giganti que ahora enfrentará a Chaco For Ever, primero como visitante y luego en el José María Minella.

El local hizo todo para ganar, menos el gol. Entonces, la sensación era que si la lotería de los penales no favorecía, el balance del juego no debía cambiar, porque el dueño de casa jugó como tal, fue el dominador de las acciones, el protagonista, el que tuvo la iniciativa y el que en todo momento lo quizo ganar. La visita vino a hacer su juego, por momentos se animó pero, mayoritariamente, esperó agazapado para poder salir de contrataque con sus hombres de ataque. Casi sorprende de entrada cuando Rago arriesgó de más con el pie, Zambrana se la robó pero definió débil a las manos del “uno”. Después, salvo remates lejanos o jugadas que fueron bien resueltas por la defensa, casi no inquietaron en la etapa inicial.

Por su parte, Alvarado acumuló llegadas, casi siempre por afuera, sobre todo por la derecha donde Molina le ganó permanentemente las espaldas a Montiglio, que tenía que retrasarse demasiado en el planteo de Corbalán. En una de esas, Albarracín pivoteó y Litre pateó suave, sin problemas para Carrizo que se recostó sobre su derecha. En otra, se metió bien el de Miramar en diagonal, cara a cara con el arquero, pero se demoró en definir, se fue acercando demasiado y favoreció al “uno” que tapó con la pierna zurda. Más allá de algunas imprecisiones, el local siguió intentando, buscando, con la claridad de Erviti, la movilidad de los extremos y la participación activa, como siempre, de Litre. El exIndependiente tuvo dos para cambiar el resultado antes del final de la etapa, pero en la primera tardó en definir y le taparon el remate y en la siguiente no le pudo dar fuerza al bien direccionado disparo desde la medialuna. Antes del cierre, con la fórmula que más resultado le había dado, desbordó Molina y Jiménez se la sacó del “buche” a Lucero por el segundo palo.

Alvarado no quería penales y salió todavía más decidido al complemento. San Jorge empezaba a firmar la igualdad y aguantaba como podía los constantes ataques del local. Siempre por izquierda, pero ahora con Gonzalo Lucero, antes de los 10′, el “torito” ya había llegado dos veces a las narices de Carrizo. Una buena apertura de Albarracín lo puso al “8” de cara al arco, se fue cerrando y prefirió tocar atrás para Erviti que no definió de primera, quiso controlar y le quedó atrás. En la siguiente, no miró al medio, encaró por la misma posición tras pase del “10” y decidió rematar al primer palo, justo donde se estaba el arquero que tapó bien. Era el mejor momento del neuquino que tuvo que dejar la cancha por una molestia. Ingresó Riera para jugar al lado de Palisi y Erviti se soltó detrás de Albarracín, con Molina por izquierda.

San Jorge casi no llegaba, pero cuando lo hizo inquietó, con un remate desde la medialuna de Alejandro Pérez, que sin recorrido del pie, obligó a Rago a una sensacional volada para cachetear al córner. Corbalán empezó a cuidar el sector derecho con la entrada de Guardia, Ceballos reemplazó a Erviti (se volvió a cargar el isquiotibial que le impidió estar en la ida) y, de todas formas, la izquierda del ataque seguía siendo el lugar para buscar. Molina desbordó una vez más en la tarde y asistió al “Trapo” que en la primera que tocó, le quedó la pelota apenas atrás y definió desde el piso, punteándola, exigiendo una buena reacción del uno para cachetear al córner.

En la parte final, Alvarado siguió yendo y yendo, sin damasiada claridad, pero con la idea fija de ganarlo en los 90′. San Jorge estaba cada vez más cómodo y se animaba ante el adelantamiento del local. Pero tanto Paulucci como Martínez, y una salida lejana, rápida y salvadora de Rago en tres cuartos de cancha, se encargaron de cuidar el cero en su arco. Un tiro libre de Soraire por arriba, fue el último intento de la visita y la definición se estiró a los penales.

Y ahí, cuando todo hacía pensar que la presión iba a estar para los locales, los encargados mostraron precision, personalidad, jerarquía y pegada. Abrió el ídolo, “Trapito” Ceballos y la “colgó” del ángulo derecho de Carrizo. Encima, Zambrana la tiró por encima del travesaño cuando vio que Rago no se le movía y la ventaja rápida terminó de tranquilizar. Ejecución perfecta de Riera, descuento de Soraire, categoría de Molina, golazo de Montiglio, remate firme de Tomás Mantia y el momento de Ontivero. El ingresado tardó mucho en patear y “Panchito” empezó a jugarle en la cabeza, le marcaba el palo derecho, apostaba al remate cruzado para asegurar del “18”, lo hizo dudar y lo obligó a cambiar, pero hacia allá fue el arquero para tapar con los dos brazos un disparo esquinado, con la gente a las espaldas. Fue 4 a 2 y fue fiesta de Alvarado, merecido triunfo, objetivo logrado. El primer paso de los 5 que necesita si quiere soñar de una vez por todas con la Primera B Nacional. El próximo escollo será Chaco For Ever, pero ahora es tiempo de disfrutar, desahogarse y después sí pensar en lo que viene.

Síntesis

Alvarado (0) (4): Juan Francisco Rago; Emanuel Urquiza, Federico Paulucci, Gastón Martínez y Tomás Mantia; Martín Palisi; Gonzalo Lucero, Walter Erviti y Francisco Molina; Marcos Litre y Wilson Albarracín. DT: Mauricio Giganti.

Cambios: ST 7′ Ezequiel Riera por Lucero, 25′ Ezequiel Ceballos por Erviti y 32′ Hernán Gautier por Albarracín.

San Jorge (Tucumán) (0) (2): Nicolás Carrizo; Franco Zambrano, Fabio Pereyra y Álbaro Jiménez; César Montiglio, Alejandro Pérez, Jesús Soraire y Alejandro Almada; Claudio Vega, Juan José Morales y Jorge Zambrana. DT: Hugo Corbalán.

Cambios: ST 14′ Maximiliano Guardia por Vega, 32′ Gonzalo Ontivero por Morales y 38′ Emanuel Cuevas por Almada.

Goles: No hubo
Definición por penales: en Alvarado convirtieron Ceballos, Riera, Molina y Mantia; en San Jorge anotaron Soraire y Montiglio, Zambrana erró el suyo y Rago (A) le detuvo el remate a Ontivero.
Árbitro: Nahuel Viñas, de Alcorta.
Estadio: José María Minella.

Resto de los playoffs
Crucero del Norte 2 (C) – Huracán Las Heras 0
Deportivo Roca 1 – Deportivo Madryn 1 (C)
Chaco For Ever 2 (C) – Villa Mitre 0
Sarmiento 0 (C) – Ferro de Pico 0
Sportivo Belgrano 4 (C) – Atlético Paraná 2
Desamparados 1 (2) – Gimnasia y Tiro 0 (4) (C)

Próxima fase (el primero define como local)
Alvarado vs. Chaco For Ever
Unión de Sunchales vs. Deportivo Madryn
Crucero del Norte vs. Sarmiento de Resistencia
Sportivo Belgrano vs. Gimnasia y Tiro

Sponsors Principales

Sponsors Principales

logo-web-agua-santa-rita