7 meses atrás

A Alvarado sólo le faltó el gol y la serie quedó abierta

A Alvarado sólo le faltó el gol y la serie quedó abierta

(Fotos: Gentileza Pato Celano)

Si tuvo que haber un ganador fue Alvarado. Por la búsqueda, el protagonismo, la iniciativa y las mejores situaciones de gol. Pero Defensores de Belgrano de Villa Ramallo vino a hacer su negocio, llegó con la idea clara de llevarse un punto y le terminó saliendo bien, la ida finalizó 0 a 0 y todo se definirá el próximo sábado en el norte de la provincia de Buenos Aires. La tranquilidad en el “torito” de haber hecho un buen partido, de estar a la altura ante un rival importante y mereciendo más de lo que se llevó del José María Minella.

Los primeros 45 minutos fueron de los mejores del conjunto de Mauricio Giganti, al menos, en lo que va de 2018. Por el juego, porque no sufrió nada en defensa, manejó bien la pelota en el medio y llegó con profunidad en ataque. Y porque enfrente tenía un rival que suele ser un dolor de cabeza cuando viene al Mundialista y no le encontró la vuelta para salir rápido de contra y lastimar a un equipo que lo tenía bien estudiado, lo trabajó bien y no dio lugar a la fórmula que mejor le sienta a los “granates”. De arranque nomás, las bandas fueron la llave para ingresar a una línea de 4 que casi nunca se movió. Así y todo, Ruben padeció con Molina y Campolongo no podía controlar el tándem Urquiza-Lucero, que llegaban al fondo permanentemente. Un centro del lateral derecho que cabeceó Litre y se fue cerca del palo derecho fue el primer aviso; una llegada a fondo del de Miramar que Albarracín punteó por encima del travesaño en el borde del área chica, volvió a llamar la atención de la defensa visitante.

Cambió la fisonomía de Alvarado. Porque con el ingreso de Albarracín por Riera, Erviti jugó más retrasado y, por momentos, trabajó más en la recuperación que en la construcción, lo vivió como una final, barrió, cortó a los costados y fue el socio ideal para el “pacman” Martín Palisi, otra vez en altísimo nivel en el centro del campo. Los dos delanteros se entienden bien y se sienten cómodos, ambos fueron un peligro constante para los centrales de Defensores, uno salía, el otro entraba, los dos pivoteaban y se metían en el área a esperar el centro-pase de gol. Quizá ahí, estuvo la falencia, porque en ningún momento logró Alvarado poner a un atacante de cara a Olivera y en tantos desbordes que se concretaron, falló el último toque. Así y todo, los 45′ fueron muy buenos, con un pequeño bache en el que siguió manejando la pelota pero ya sin tanta profundidad. Del otro lado, nada, nunca logró sorprender a una defensa firme, con centrales que desactivaron cualquier alarma con muy buenos cierres a los costados. Dos remates cruzados de Federico Castro, que se fueron cerca del caño derecho de Rago, fueron las únicas aproximaciones de la visita en la etapa. El “torito” lo pudo abrir antes de irse al descanso con un derechazo de Litre que no tuvo demasiada fuerza, con un zurdazo de Molina luego de un despeje fallido de Olivera con los puños y, la más clara, una volea de Albarracin, tras un córner desde la izquierda, que el arquero sólo podía mirar y la pelota le sacó pintura al caño zurdo.

Era muy difícil que los equipos pudieran mantener la intensidad del primer tiempo, sobre todo el local, que hizo el gasto y había hecho un esfuerzo muy grande. Eso seguramente lo sintió y le costó volver a entrar en ritmo a la vuelta del vestuario. Entonces, Defensores aprovechó para agarrar un poco más la pelota, sin profundidad, manejándola en el medio y jugando con el apuro del local por querer ganarlo. Sin embargo, ese dominio no se trasladó al trámite, porque en ningún momento inquietaron a Juan Fancisco Rago. De a poco, el “torito” fue volviendo y la reacción llegó con una de las vías más importantes que tuvo en la tarde: gran corrida de Urquiza por derecha, llegada al fondo y el centro atrás que no encontró ningún compañero y se diluyó. Pero eso sirvió para que nuevamente se acomodara el local y empezara a controlar el juego, volviera a agarrar la pelota e intentara llegar al gol. Ceballos ingresó bien, como en los encuentros anteriores, empujó y le dio frescura al ataque. Torrent, en una contra que definió afuera de zurda, dio un alerta a la defensa de Alvarado y Molina, que se sacó dos defensores de encima y le amortiguaron el zurdazo que tenía buen destino, mostró que estaba de vuelta en partido.

El juego ya no tenía la misma intensidad, pero estaba más abierto. Alvarado iba, Erviti seguía acompañando en la marca pero se soltaba para jugar, pero se sentía el trajín. El ingreso de Nicolás Mollo por Albarracín fue la última carta que se jugó Mauricio Giganti para ir por el triunfo que le permita llegar con ventaja a la revancha en Villa Ramallo. Pero ya costaba más llegar en los últimos minutos, más allá de los intentos por abajo, por arriba, por afuera, por adentro. Defensores de Belgrano también se guardó para un par de corridas en el cierre para dar el golpe, pero tampoco pudo. Un centro bajo de Torrent fue bien desactivado por Rago abajo y una pelota larga para Castro, que el arquero salió a cortar lejos del área y no llegó, pusieron los ojos en Sergio Testa que vio que Urquiza llegó con lo justo a sacar la pelota y dejó seguir tras el choque de “Panchito” con el delantero. Las dos del cierre fueron para Alvarado y por arriba, pero el destino estaba echado. Susvielles dejó en el techo del área un frentazo que intentó “bombear” al segundo palo y Mollo casi se pone el traje de héroe cuando se escurrió entre los centrales, recibió una brillante asistencia de Walter Erviti y la peinó por encima de Olivera que estaba saliendo, volvió sobre sus pasos y agarró en el ángulo izquierdo, seguido por el pitazo final del bahiense.

Fue 0 a 0 el primer tiempo de este partido de 180 minutos. Se fue más conforme Defensores de Belgrano que Alvarado del Minella, pero queda mucho por jugar y el “torito” está tranquilo, con confianza, y sabe que se puede traer la clasificación de Villa Ramallo, para seguir alimentando el sueño del ascenso.

Síntesis

Alvarado (0): Juan Francisco Rago; Emanuel Urquiza, Federico Paulucci, Gastón Martínez y Mauro Castro; Martín Palisi; Marcos Litre, Walter Erviti y Francisco Molina; Joaquín Susvielles y Wilson Albarracín . DT: Mauricio Giganti.

Cambios: ST 14′ Ezequiel Ceballos por Litre y 33′ Nicolás Mollo por Albarracín..

Defensores de Belgrano (Villa Ramallo) (0): Brian Olivera; Hernán Ruben, Aníbal Leguizamón, Leonardo Mignaco y José Campolongo; Silvio Iuvalé, Juan Capurro y Juan Cruz Cartecchini; Fernando Torrent, Federico Castro y Alan Moreno. DT: Héctor Storti.

Cambios: No hubo

Goles: No hubo
Árbitro: Sergio Testa, de Bahía Blanca.
Estadio: Jose María Minella.
Vuelta: Sábado 16hs.

Resto de los cruces
Crucero del Norte 0 – Estudiantes (Río Cuarto) 0
Deportivo Madryn 4 – Gimnasia de Mendoza 2
Sportivo Belgrano 2 – Juventud Unida (San Luis) 2

Sponsors Principales

Sponsors Principales

logo-web-agua-santa-rita